¿Qué es un Director de Datos?

What is a Chief Data Officer

¿Qué es un Director de Datos?

Vivimos en una era post privacidad.

Nuestra ubicación puede ser precisada con GPS. Nuestras fotos e itinerarios son conocidos al mundo, a través de nuestros smartphones conectados a internet. Posteamos nuestros más íntimos pensamientos y opiniones en las redes sociales para que todos las vean. Navegamos a través de publicidad dirigida específicamente basada en nuestras búsquedas de Google y hábitos de compra online.

Tom Goodwin, director de innovación en Zenith Media, argumenta que nosotros mismos buscamos esta pérdida de privacidad porque disfrutamos los beneficios que nos provee… hasta que una compañía falla en proteger nuestra información.[i] Es ahí cuando nos alzamos en armas en contra de la violación a nuestra privacidad. Es la típica pesadilla en relaciones públicas.

En Echoworx, nuestra propia investigación encuentra otra interrogante acerca de la privacidad de la información: la naturaleza cambiante de los datos personales luego de una vulneración. Las personas están dispuestas a divulgar información cuantitativa, bajo la creencia de que esta está protegida. Esta misma información adquiere características cualitativamente embarazosas una vez que se vuelve publica durante una vulneración – derivando en una perdida fatal de confianza del cliente.

¿Como se supone que los negocios naveguen estas contradicciones? ¿Como pueden las compañías ofrecerle a la gente los beneficios de la era post privacidad sin hacerle sentir que entregaron algo precioso? ¿Como pueden los comercios ganar la confianza para proteger información sensible de forma segura?

Una solución se encuentra en la creciente importancia del Director de Datos.

El auge del Director de Datos

El rol de Director de Datos nació durante la crisis financiera de 2008-09. Luego de las secuelas, había una clara necesidad de una persona que pueda garantizar el cumplimiento de las creciente demandas regulatorias. Mas que nunca en el ámbito bancario y en las finanzas, la información y su declaración a reguladores requirió un mayor control. Por años, la información no fue más que una ocurrencia tardía en la mayoría de las organizaciones. Si acaso la información se hubiera manejado de forma efectiva, habríamos tenido una advertencia de la crisis, o podríamos habernos recuperado de forma más completa.

En la década que transcurrió, sin embargo, el rol del CDO se ha expandido y ha evolucionado en los albores de la era de los Grandes Datos. Súbitamente, el valor de la información como recurso se volvió claro. El CDO era necesario para que se ocupe de maximizar ese valor.

En 2012, la firma de consultoría NewVantage Partners inicio una encuesta anual de ejecutivos de nivel C de Fortune-1000. Ese primer año, solo el 12% de las firmas tenía un CDO. Para 2018, el número había incrementado un 63.4%. Esta tendencia parece decidida a continuar. Según algunas estimaciones, un Director de Datos será considerado un rol “crucial para la misión” en hasta el 75% de las grandes empresas dentro de los próximos 3-5 años. ¡Incluso el Pentágono contrató a su primer CDO!

Porque usted necesita un Director de Datos

Hoy en día, el valor principal del CDO es ser la persona designada para optimizar enormes cantidades de datos generados por las compañías de hoy. Él o Ella puede extraer valor de la información y fomentar innovación alrededor de la Big Data y la analítica. El CDO impulsa las soluciones tecnológicas, mejora la ciberseguridad y aumenta las ganancias. Él o Ella trabaja para eliminar silos de datos y redundancias. El cambio tecnológico es manejado para reducir los costos de la “limpieza de datos” dentro de una compañía.

El CDO planea y ejecuta la estrategia corporativa alrededor de tecnologías emergentes tales como la inteligencia artificial (IA), Machine Learning (aprendizaje automatizado), y Blockchain (cadena de bloques). El CDO también representa una solución ágil a los rápidos cambios en regulaciones y privacidad de datos para los que la administración tradicional puede no estar preparada. A medida que evoluciona la tecnología, también lo hace el rol de CDO.

Privacidad vs valor en un mundo post privacidad

La información es una espada de doble filo. Tiene un enorme valor para las corporaciones. Pero también requiere una cuidadosa protección de la información que se les confió y promete riesgos y responsabilidades (tanto financieras y reputacionales) en el evento de una vulneración.

Al poner toda la información y la actividad relacionada a cargo del CDO, las organizaciones pueden establecer sistemas para garantizar que toda la información recolectada, almacenada, o compartida dentro de una organización sea tratada de forma segura y ética, y en cumplimiento de las regulaciones y leyes locales e internacionales.[ii] El manejo adecuado de la información y la aplicación prudente de medidas de seguridad, tales como encriptación reforzada de datos sensibles, puede ayudar a reducir los riesgos de un emprendimiento. Estas políticas también permiten que las compañías maximicen el valor de la información que recolectan.

En esta era post privacidad, las corporaciones que interactúan con datos sensibles del cliente deben adaptarse si quieren ser exitosas. Si se enfocan en “server mejor a las personas” con pedidos explícitos de permiso, opt-ins claros y concisos, seguridad rigurosa y encriptación, pueden construir un “intercambio de valor a lo largo de una vida” con los clientes Este es el tipo de transformación que el CDO puede aportar a las organizaciones. De esta manera, el CDO ayuda a navegar la línea entre privacidad y post privacidad en un mundo conectado.[iii]

___________

[i] https://www.thedrum.com/opinion/2018/07/17/tom-goodwin-making-the-most-post-privacy-world

[ii] https://aws.amazon.com/blogs/publicsector/the-rise-of-the-chief-data-officer-as-a-data-leader/