Solución Enigma de la Codificación en los Servicios Financieros

financial services

Solución Enigma de la Codificación en los Servicios Financieros

La codificación se ha convertido en algo convencional. En marzo de este año, WhatsApp anunció que codificaría las comunicaciones de todos sus usuarios. Viber y Facebook pronto hicieron lo mismo. De un tirón, estas tres empresas hicieron que casi tres mil millones de personas en todo el mundo comenzaran a utilizar la codificación segura, cuyos usuarios más comunes, según creía la mayoría, eran informantes y periodistas.

Mientras tanto, los organismos gubernamentales están ocupados en esfuerzos por debilitar la codificación segura en beneficio de la seguridad nacional, y las empresas de tecnología, opuestas a tal precedente, sostienen que eso pondría en riesgo la intimidad y la seguridad de millones de ciudadanos inocentes.

El debate de la codificación ha captado la atención del mundo entero. Y junto con la inevitabilidad de que se produzca otra notable infracción de seguridad de datos, la conciencia sobre la codificación como herramienta para mitigar amenazas es mayor que nunca.

¿Qué significa eso para la seguridad financiera?

A pesar de haber sido uno de los primeros sectores en adoptar un programa de transformación digital, el sector de los servicios financieros sigue teniendo dificultades en la carrera por aplicar tecnologías digitales para conseguir una “porción más grande del pastel”. Conforme la competencia que representan los nuevos emprendimientos financieros digitales sigue creciendo, los ejecutivos bancarios se concentran en productos digitales como la codificación, que cambian por completo las reglas de juego, para competir con éxito. Si quiere hablar con sus clientes, debe contar con seguridad. Cuanto mejor sea su seguridad, más cerca podrá estar de sus clientes. En este artículo, analizaremos en profundidad el vínculo entre las inversiones codificadas para el crecimiento y los clientes.

Considere la codificación un diferenciador competitivo.

La consumerización de la codificación es la fuerza impulsora de la demanda, por parte de los clientes, de comunicaciones digitales seguras y, como consecuencia, de mayores expectativas. La facilidad con la que puede interceptarse la información confidencial hoy en día ha generado dudas entre los consumidores a la hora de enviar o recibir información personal a menos que se la codifique, tanto durante el tránsito como cuando permanece en reposo. Cada vez más, a los bancos e instituciones financieras que no ofrecen a sus clientes bancarios una experiencia digital segura se los considera desconectados y anticuados.

<blockquote class=”twitter-tweet” data-lang=”en”><p lang=”en” dir=”ltr”>Business problems require business solutions. How can you convert more customers to <a href=”https://twitter.com/hashtag/paperless?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#paperless</a> billing? <a href=”https://t.co/2uMJMi7DUB”>https://t.co/2uMJMi7DUB</a> <a href=”https://twitter.com/hashtag/encryption?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#encryption</a></p>&mdash; Echoworx (@Echoworx) <a href=”https://twitter.com/Echoworx/status/811527207839563776?ref_src=twsrc%5Etfw”>December 21, 2016</a></blockquote>
<script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

El foco en la experiencia del cliente como facilitador comercial digital.

Se considera que la digitalización y la automatización de los procesos de facturación generan ahorros de entre un 60 y un 80 % en comparación con los procesos tradicionales con papel. Algunos bancos, incluido el Standard Chartered, se ha fijado el exigente objetivo de reducir los trámites de incorporación en papel del 90 % al 10 % para 2018. Standard Chartered también espera que los plazos se reduzcan de cinco días a menos de una hora debido a su inversión en procesos de digitalización. Mediante la codificación de las comunicaciones de incorporación con sus clientes, incluidas las comunicaciones móviles, las organizaciones financieras pueden adoptar estos modelos rentables de manera segura. Y, por lo tanto, ofrecer una mejor experiencia, más transparente y rápida, a sus clientes.

Invierta en cumplimiento normativo y gestión de riesgo.

La Directriz sobre Delito Cibernético y la iniciativa de la Norma General de Protección de Datos Personales, que se aprobó hace poco tiempo, han aumentado la conciencia sobre la tecnología de codificación. En virtud de dichas normas, los bancos y demás instituciones financieras estarán obligados a comunicar toda infracción a las de medidas de seguridad. Asimismo, deberán justificar los motivos por los cuales recopilan datos específicos de sus clientes. En caso de no cumplir, se les aplicarán multas importantes. La codificación puede proteger por medios digitales los datos delicados a partir de reglas establecidas, para así reducir al mínimo la principal causa de infracciones de seguridad de datos: el error humano. Codificar las comunicaciones desde el principio no es solo una manera de evitar multas normativas; también es una póliza de seguro para clientes y socios comerciales que aumenta el nivel de confianza.

<blockquote class=”twitter-tweet” data-lang=”en”><p lang=”en” dir=”ltr”>British companies will face fines of up to £17m for <a href=”https://twitter.com/hashtag/databreaches?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#databreaches</a> as Government adopts strict <a href=”https://twitter.com/hashtag/EU?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw”>#EU</a> law <a href=”https://t.co/qtQ46uPj6f”>https://t.co/qtQ46uPj6f</a></p>&mdash; Echoworx (@Echoworx) <a href=”https://twitter.com/Echoworx/status/811598925924827136?ref_src=twsrc%5Etfw”>December 21, 2016</a></blockquote>
<script async src=”https://platform.twitter.com/widgets.js” charset=”utf-8″></script>

De cara al futuro. ¿Por qué la codificación no es omnipresente?

El sector de servicios financieros necesita dedicar tiempo y recursos a la instauración de iniciativas dirigidas a proteger las comunicaciones digitales. Los productos que permiten codificar tienen el potencial de generar formas totalmente nuevas de trabajar con clientes y socios. Y como el 16 % de los clientes representan el 105 % de las ganancias, la prestación de servicios diferenciados será crucial para mantener la lealtad de marca a largo plazo de un grupo que impone tendencia.

Las adopciones subyacentes de tecnologías de codificación inteligentes son complejas, pero la experiencia del usuario está siendo cada vez más transparente e ininterrumpida. WhatsApp protege los mensajes de nuestras conversaciones sin que tengamos que pensarlo. Lo mismo debe suceder en los servicios financieros con los resúmenes bancarios, las solicitudes de préstamos hipotecarios y demás material confidencial. En una sociedad que está exigiendo servicios digitales en todas las ocupaciones, la codificación debe seguir siendo relevante y competitiva. Hoy en día, con el surgimiento de la codificación, las instituciones financieras se encuentran en una posición mucho mejor para superar las expectativas de sus clientes mediante la generación de confianza y la manifestación de un compromiso con la protección de su intimidad, a la vez que aumentan su rentabilidad y productividad.

Jacob Ginsberg, Director Sénior, Echoworx