Trabajar En La Nube: Cómo Asegurar El Intercambio De Archivos Grandes

Secure Large Files

Trabajar En La Nube: Cómo Asegurar El Intercambio De Archivos Grandes

Intercambio de archivos: suena muy fácil. Pero si observa la multitud de actividades de intercambio de archivos en una organización típica de hoy, comenzará a comprender el desafío.

Primero, está el tamaño.

Las configuraciones de correo electrónico típicas restringen los tamaños de los archivos adjuntos a 20 MB o menos, lo que no es realista para el tamaño real de los archivos que se envían hoy. En el pasado, intercambiar un archivo de 20 MB no era común. Hoy nuestros clientes comparten de manera regular archivos de más de 100 MB con destinatarios en todo el mundo.

Esto da lugar a otro problema: el rendimiento.  El correo electrónico nunca fue diseñado para manejar archivos extremadamente grandes, por lo tanto, cuando lo hace, a menudo conduce a problemas de entrega y de rendimiento de la red.  Todos lo hemos experimentado. Envía un mensaje con un archivo adjunto grande solo para obtener un mensaje no entregado después de horas, tal vez incluso días más tarde.  En la actualidad, la mayoría de las políticas corporativas le impiden incluso adjuntar archivos de un cierto tamaño en el momento del envío.

Guiándonos a la seguridad.

Compartir archivos usando FTP es demasiado “técnico” y difícil de usar para la mayoría de los clientes y en los escenarios B2C para nada lo és; también es un proceso manual.

Cualquier solicitud para habilitar una cuenta de FTP requiere la configuración de reglas de firewall para permitir la carga y descarga de archivos, así como la revisión y aprobación de seguridad.

Además, carecen de procesos automatizados como avisos de verificación. Pida a operaciones que abran solo unos pocos puertos, como FTP, para permitir transferencias de archivos: vea cuántos de ellos se aprueban rápidamente.

Un informe reciente de Verizon citaba que el 58% de las infracciones de datos de Healthcare PHI fueron causadas por personas internas: el 29,5% provenía de un uso indebido.

Conduciéndonos hasta – Sí, servicios de archivos compartidos no compatibles. Estas soluciones han llegado a compañías de todos los tamaños. No se equivoquen, sus usuarios siempre seguirán el camino de menor resistencia. Es un dilema clásico: un empleado, sin opciones para compartir archivos o correos electrónicos fallidos, recurre a soluciones externas, en alguna parte, para que puedan “eficientemente” compartir archivos.

Pero el punto de inflexión para la mayoría – auditorías.  Las regulaciones globales en evolución, como GDPR, Ley Dodd-Frank, exigen que las instituciones financieras mantengan informes sobre quién accedió a qué archivos y cuándo se realizó.

Al aprovechar las capacidades de portal de archivos grandes de nuestra plataforma de cifrado, las empresas tienen control total sobre los archivos de gran tamaño que necesitan para comunicarse.

Los empleados simplemente inician sesión en el portal seguro de webmail donde adjuntan uno o más archivos grandes junto con una nota adjunta. Luego, los archivos se cifran en el portal y se envía un mensaje de notificación al destinatario, que incluye un enlace al portal con funcionalidad completa de auditoría y recuperación, lo que permite a los usuarios compartir fácilmente dentro de las normas del gobierno corporativo y las políticas de la empresa.

Puede ver un ejemplo de cómo funciona viendo esta breve demostración de video.

Por Christian Peel, Vicepresidente de Ingeniería de Cliente, Echoworx